Misión

La escuela es un lugar privilegiado para favorecer el crecimiento y la maduración del alumnado  en todas sus dimensiones. Es nuestra misión:

  • - Ayudar al alumnado a descubrir sus potencialidades afectivas, intelectuales y físicas, y a aceptar las cualidades y limitaciones propias. 
  • - Favorecer el desarrollo de la dimensión social del estudiante, como un aspecto relevante en su desarrollo integral, acompañándolo a interactuar  en la comunidad por medio de la vida en grupo.
  • - Potenciar el desarrollo de su dimensión ética y trascendente, facilitando la búsqueda del sentido de la existencia humana, poniendo el acento en los valores evangélicos. La escuela franciscana favorece la vivencia cristiana de la fe y la celebración gozosa. Fomenta la espiritualidad mariana, de sencilleza, discreción  y amor confiado en Dios.
  •  

Visión

Reconocemos el carácter único y la historia singular de cada alumno, y fundamentamos la relación educativa en la familiaridad, la confianza y el diálogo

Como escuela franciscana, los miembros que  la integren promueven una relación  cordial de acogida y sencillez que evite la discriminación.

Valores

Educamos en valores que descubran en nuestros alumnos actitudes de persona y ciudadano íntegro, que adquiera opinión propia y aprenda a hacer valoraciones con sentido  crítico, capaz de desarrollar  con creatividad el  compromiso propio para hacer una sociedad más justa.

Como escuela franciscana, nos identificamos con:

La convivencia fraterna de la vida en comunidad, con  la humildad facilitadora del respeto al prójimo, con la paciencia necesaria para superar las adversidades y con la alegría de vivir como experiencia feliz todo aquello que nos depara la vida.

Ponemos el acento en valores evangélicos. Educamos para la convivencia y la paz. Educamos para la justicia y la solidaridad. Educamos en libertad y para la libertad.